fbpx

Miedos: Qué obstáculos te están frenando

Miedos: Descubre los obstáculos que te impiden avanzar

¿Alguna vez has sentido que algo te detiene, que hay un freno invisible que limita tu crecimiento? En la vida nos encontramos con miedos que se esconden en lo más profundo de nuestra mente. Son los que nos impiden alcanzar nuestro máximo potencial. Y en este artículo te cuento cómo enfrentar estos temores, hábitos o creencias que te limitan. Y exploraremos cómo enfrentar estos miedos te puede abrir las puertas hacia una vida más empoderada. 

Lo más importante

  • Miedos no confrontados: Los miedos no trabajados actúan como obstáculos invisibles, que nos paralizan y limitan nuestras acciones. Estos temores pueden alimentar comportamientos negativos y frenarnos de explorar nuevas posibilidades en la vida. 
  • Hábitos nocivos arraigados en el temor: Nuestro cerebro crea patrones de comportamiento basados en estos miedos. Y sostiene estos hábitos, manteniéndote atrapado en una rutina perjudicial.
  • La ruta hacia el cambio y la liberación: Enfrentar los miedos subyacentes es el primer paso para liberarte de su influencia. Este proceso puede ser desafiante. Sin embargo, te ofrece la oportunidad de descubrir tu potencial y avanzar en tu superación personal.

¿Qué te está frenando? Los miedos no trabajados

En la travesía de la vida, nos encontramos con desafíos que, en ocasiones, se vuelven imponentes obstáculos. ¿Te has preguntado alguna vez, qué es lo que te detiene de superarlos?

Miedos: el enemigo invisible

Los miedos son emociones naturales y todos los sentimos en mayor o menor medida. Sin embargo, cuando evitamos enfrentarlos, se convierten en barreras que parecen infranqueables. Incluso a nivel corporal, te paralizan, limitan tus acciones y te mantienen en un estado de inmovilidad. Aunque te cueste reconocer el miedo, ¿te has sentido alguna vez frenado por algo que no puedes explicar? 

Es más, muchas veces esos miedos son tan sutiles que se arraigan en nuestra mente sin que seamos capaces de reconocerlo. Terminamos eligiendo sostener comportamientos negativos sin ser conscientes de ello. Otras veces, evitamos tomar decisiones arriesgadas, nos aferramos a lo conocido y rechazamos cualquier cambio. Esta resistencia puede ser el resultado de no explorar esos temores que aparecen de manera extremadamente sutil.

Hábitos nocivos: el juego del cerebro

Nuestra mente es una experta en la creación de hábitos y patrones de comportamiento. Sin embargo, sean buenos o malos, estos hábitos influyen directamente en cómo nos organizamos y en nuestra motivación para emprender nuevas acciones.

Por ello, comprender cómo funciona la mente es fundamental para cambiar hábitos arraigados. Según Judson Brewer, nuestros hábitos están vinculados a la recompensa que obtenemos de ellos, ya se trate de obtener cierto placer o el alivio del estrés. 

Por lo tanto, romper con estos patrones requiere una voluntad de hierro y, sobre todo, tener el coraje de enfrentar nuestros temores.  

Ansiedad: mecanismos de supervivencia

La mente humana se enreda constantemente en patrones de preocupación y estrés, sin que seamos conscientes de ello. Por eso, reconocer los miedos no trabajados es el primer paso para liberarse de su influencia. 

De hecho, muchas veces los hábitos nocivos son alimentados por nuestros miedos y reforzados cada vez que repetimos el patrón, pasando a convertirse en grilletes invisibles. Te impulsan a repetir acciones que no son beneficiosas, pero que resultan cómodas. Nos ayudan a sobrevivir, pero nos alejan de hacer la milla extra que necesitamos para alcanzar la felicidad.

Creencias limitantes

En principio, las creencias limitantes son ideas arraigadas que tenemos sobre nosotros mismos, los demás o el mundo que nos rodea. Estas creencias restringen nuestra capacidad de crecer, cambiar o alcanzar nuestros objetivos. Desde la perspectiva de la psicología cognitiva, estas creencias suelen ser distorsiones cognitivas que afectan la forma en que percibimos y procesamos la información. De esta forma, pueden generar un ciclo negativo en el que buscamos pruebas que confirmen esas creencias e ignoramos cualquier evidencia en contra.

Miedos por Judson Brewer, autor de La mente Ansiosa

Romper miedos, abriendo caminos

La clave para cambiar hábitos reside en la atención plena. Al observar nuestras rutinas, podemos reconocer:

  • Observar cómo se desencadenan, es decir, qué señal los activa.
  • Cómo es la rutina automatizada, es decir, el ciclo del hábito.
  • Y qué recompensa obtenemos de ellos.

Esta consciencia nos permite ver de manera más clara cómo es el funcionamiento del hábito, sin juicios ni reacciones automáticas, lo que nos brinda la oportunidad de interrumpir el ciclo de recompensa y eventualmente cambiar esos hábitos hacia comportamientos más saludables y conscientes.

A menudo, la clave para deshacernos de esos miedos reside en recorrer el camino una y otra vez hasta que eres capaz de frenar, hacer una pausa y arriesgarte a pesar de todas las advertencias. El conocimiento y las herramientas son importantes pero la voluntad es esencial.

Además, buscar apoyo, sea a través de una terapia, autoayuda o el acompañamiento de seres queridos, puede ser fundamental para avanzar en esta travesía. 

¿Qué te pareció este artículo?

Comparte tus comentarios, qué te pareció el artículo y si te quedaron dudas. A veces parece un tema difícil de sintetizar porque cada situación es única. Pero eres bienvenido a comentar tu caso para que lo pensemos juntos.

Y si necesitas ayuda para procesar un tema en especial pero no te animas a publicarlo en comentarios, puedes contactarme por privado.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Verificado por MonsterInsights