fbpx

Cómo planificar contenidos creativos

Este post se tendría que llamar: «Cómo crear contenidos creativos cuando sos una despelotada»

Problemas para planificar contenidos creativos

Lo admito, soy muy inconstante. En el mundo donde se le entregan los ingredientes a cada persona, a mí me vino mucho más de creatividad que de constancia. Pero si tenés un emprendimiento y generás tus propios contenidos creativos, llega un momento en que tenés que preguntarte ¿Se puede dar vuelta la tortilla para lograr planificar y tener constancia? ¿O es mejor crear una nueva forma más singular de hacer las cosas?

Hoy me quería sentar a escribir un artículo sobre emociones y terminé escribiendo este sobre creatividad versus planificación. Leí el otro día que los contenidos creativos tienen que ser planificados. Además me reuní con Nuria de @mates.en.red por videollamada y me preguntó lo mismo:

¿Tenés calendario editorial? 

El año pasado con Ye de @usinacontenidos de hecho hice una mentoría donde trabajamos un mes haciendo un calendario editorial. O sea que saber hacerlo, lo sé hacer. 

El tema es implementarlo. 

Pero claramente en cuanto te empezás a meter de lleno en tener un blog, las respectivas redes sociales y la promoción de tu profesión, te empezás a preguntar:

¿Cómo me organizo para hacer todo esto, todas las semanas, de acá hasta la eternidad?

Reconozco que mi pensamiento en principio es bastante sobregeneralizado. Un tipo de distorsión cognitiva bastante común. 

Decido empezar por algo que debería ser fácil. Escribir un artículo por semana para el blog. Así que me puse la alarma los sábados a la mañana y que se repita todas las semanas. Pero el primer sábado que suena me empiezo a encontrar con problemas. 

El  primer problema es que no se me cae una idea. 

Me puse entonces a boludear un poco, ni pensando en sobre qué escribir, pero a ver si me inspiraba. Me puse a leer una revista que me gusta. Leí un poco de info sobre sustentabilidad. Y de hecho me fui a la terraza, me puse a barrer, hice un pan, ordené los fósforos y traté de jugar con mi hijo a guardar los fósforos que terminaron todos desparramados. 

O sea, a simple vista parece que boludeé una banda, pero en el medio se me empezaron a ocurrir varias ideas. 

Hubiera deseado tener a mano una libretita que me dejé en la casa de Caracas, pero que en realidad nunca usé practicamente, porque mi otra casa es tan chica que simplemente dejaba el cuaderno arriba de la mesa o en algún lado e iba escribiendo las ideas que se me ocurrían. 

Algunas de esas ideas me las seguí acordando.

Escribir las páginas de cuentas sustentables que estoy siguiendo. Las de astrología que estoy siguiendo, las de slow life, subir las fotos de distorsiones cognitivas. Escribir un artículo de emociones con un trabajo que hice para la maestría. Y así es que vine y me senté a escribir el artículo.

O sea, mi mente subconsciente, lo que llamamos los procesos cognitivos que se hacen automáticamente sin que uno tenga la atención puesta en eso, siguieron  trabajando por detrás de escena. 

hagamos tribu
“Los procesos cognitivos siguieron trabajando detrás de escena en lo que llamamos mente subconsciente.”

Bueno, vine y me senté a escribir el artículo, pero de emociones hasta ahora no escribí ni una sola palabra. 

Igual, si me enfoco en lo positivo, lo que decía la alarma era que escriba un artículo. Se vé que mi mente se enfocó en esa partecita. Y de hecho, escribí dos.

Quedará para la próxima ver cómo continúa la planificación, pero la mía conlleva mucho de inspiración. El tema seguirá siendo, ¿se puede hacer un calendario editorial para organizar los contenidos de las publicaciones de Instagram?  

betu larrosa

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: